Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

PFQMG - Cap 22 - Final- ¿Porqué tuvimos un final?

Rita

—No puedo creer que nunca hayas visto esta película —digo mientras mastico de mi balde de palomitas de maíz, provocando que algunas se vayan al escote de mi camisa. Key mastica de su propio balde y extiende sus pies hacia el vacío asiento de enfrente. Tenemos todo el cine para nosotros, somos casi los únicos viendo El Resplandor. Claro, nosotros y otra pareja que no ha dejado de besarse y comerse el rostro desde que se sentaron en sus asientos a cuatro filas por debajo de los nuestros… ¿De verdad hay gente que paga por besarse dentro del cine, sin ver la película? ¡Eso es un sacrilegio! En fin, esta tarde es “clásicos de terror” y animé a Key a entrar conmigo, incluso prometí tomar su mano cuando sintiera miedo en algunas escenas sangrientas. Ha pasado una semana desde que ambos practicamos ese hábito, así que ahora es más fácil sostener su mano sin romper en sudor o mentalmente empezar a contar ovejas para no sentirme incómoda. Tal vez sea porque me voy acostumbrando a tener a K…

PFQMG - Cap. 21. Cómo comenzó nuestro final

***Penúltimo capítulo ya :)


Rita
La hermana mayor de Key está loca si cree que voy a salir de su habitación luciendo de la manera en la que luzco. Jamás. Ni en un millón de años. Ni aunque la tierra se seque y el hombre tenga que reproducirse con varias palmeras… ¡nunca! Pero entonces ella dice una frase que juega con mi mente y me deja al borde de un colapso: “Es probable que Key quede como estatua al verte, dudo que algún día pueda borrar tu imagen de su cabeza si usas ese vestido” Y sigo todavía pensando en si debo o no abandonar su habitación luciendo así, pero sobra decir que Pam hizo un trabajo impecable al maquillarme y elegir el vestido por mí. Su gusto es grandioso y eso se lo reconozco bien. Toda la tarde la pasamos juntas; ella intentando que usara alguno de los cortos vestidos que elegía para mí, y yo intentando persuadirla sobre lo que una chica considera impropio de llevar en una fiesta “familiar”. Al final ella ganó la batalla y me llevo directo a su casa, escogiendo par…