Capítulo 2 - PFQMG

2
Cómo supe que eras rara



La ambulancia llega diez minutos después, tuvieron que soportar mis quejas de su lentitud para hacer las cosas.

Se llevan a la chica a un hospital y los sigo en mi coche, olvidando por completo a Mía y el dolor que crece en mi pecho.

En el hospital, la chica sin nombre, apenas recupera la conciencia.

La instalan en una diminuta sala de consulta mientras llaman al doctor para que la revise y vea si su brazo ocupa cirugía.

—Vuelo cerca de casa —dice ella mientras ayudo a uno de los enfermeros a subirla en el sillón/cama para que la revisen. Todavía sigue inconsciente.

Los paramédicos me dijeron que ella hablaba dormida porque en todo el camino no dejó de dar plática.

—Oye, ¿sabes cuál es su nombre? —me pregunta el chico, lleva un formulario en una carpeta y veo que saca un bolígrafo del bolsillo de su camisa.

Me encojo de hombros.

—No sé.

—Bien, si no recupera la conciencia de inmediato, revisa entre sus bolsillos para verificar su identidad.

Asiento y veo como sale de la habitación.

—Rowen... te dije que... —ella tiene los ojos cerrados, está delirando ciertamente— no, no salgas desnudo a la calle. Ponte los calzoncillos.

Observo cómo su labio inferior tiembla, tengo la oscura necesidad de recorrerlo con mi dedo pero me siento incapaz.

—¡Calzoncillos! —grita de repente, asustándome hasta la médula.

Luego parece caer en un coma y no vuelve a abrir para nada la boca.

Pasan unos minutos antes que el doctor, junto con una enfermera pelirroja, entren a la habitación. Ambos sonríen al verme, creo que no se ven tan afectados de ver el brazo de esta chica en un ángulo poco normal y sano. Sin importar qué, ellos caminan con poca urgencia, mientras que yo estoy que me muero de los nervios.

—Muy bien, me contaron que fue atropellada —dice el hombre de la bata blanca. Saca un lápiz tinta de su bolsillo y le sonríe coquetamente a la enfermera que le pasa el mismo formulario que el enfermero anterior tenía en sus manos.

Ruedo los ojos y trato de no apretar mis manos sobre el cuello de este hombre.

—Casi atropellada —digo entre dientes—. Detuve mi auto justo a tiempo, pero de la impresión ella se desmayó y cayó sobre su brazo.

—Ya veo —dice el hombre solamente. Se para junto a la chica semi desmayada, y comienza a apretar su brazo sin delicadeza.

De repente escuchamos a la chica sin nombre aullar por lo bajo. De seguro debe dolerle.

—¡Mete los patos! —grita todavía inconsciente— ¡Está lloviendo, se van a... mojar!

Y cae en silencio de nuevo.

—Ella se dislocó el brazo —dice finalmente el doctor.

Seee, el hombre es un genio.

Me paro frente a él, tratando de no encorvar mis hombros y lo miro fijamente para intentar intimidarlo. Soy por lo menos más alto que su metro sesenta y cinco.

—No ocupa cirugía —dice él, los costados de su frente están sudados, su mandíbula se aprieta con tensión al notar mi postura—. Le voy a hacer unas radiografías y probablemente tenga que reacomodarle el hueso. Luego le daré unos calmantes para mitigar el dolor. Eh, ¿Sophia?

Sophia, quien es la enfermera pelirroja, viene corriendo hacia él.

—Prepara la máquina de rayos X. Dile al personal que la lleven.

Ella asiente con la cabeza y luego se va, dándome un guiño descarado mientras voltea a verme.

—¡Calzoncillos! —ambos nos asustamos al oír a la desmayada gritando fuertemente— ¡Mete tus patos... En las uñas del abuelo... Sí!

—Creo que tu amiga sufre de somniloquía. Es el trastorno en donde las personas hablan dormidas o inconscientes.

—Apenas la conozco —le digo. No es mi amiga.

Él asiente y me ignora por completo.

Luego de largas esperas, de tomarle radiografías, de hacerle algunos exámenes rutinarios, y de dolorosamente escucharla gritar mientras reacomodaban su hueso a una forma más normal, la chica sin nombre finalmente es libre de irse a casa.

Tiene su brazo en un cabestrillo, pero no está enyesado. Ella apenas luce despierta mientras el doctor me explica que la chica necesita tomar esas pastillas cada seis horas.

Pago por su consulta y le doy mis datos a la enfermera para que el seguro cubra todo.

Nunca supimos el nombre de la chica ya que no tenía ningún documento que nos dijera quién era. Así que tenía un dilema de muerte decidiéndome entre llevarla a mi casa, o parar de calle en calle preguntando si alguien la conoce.

Ella apenas puede caminar. Me informaron que las pastillas tenían un efecto fuerte y noqueador.

—Oye, ¿cuál es tu nombre? —intento preguntarle mientras la tomo de su brazo bueno y la llevo en dirección a mi vehículo—. ¿Recuerdas dónde vives?

—Claro, ¿y tú? —responde con sarcasmo. Se lleva una mano a su cabeza, creo que le duele.

—Bien, dime la dirección antes de que la medicina te haga efecto.

—¿Eres actor? Porque más o menos me imaginé a alguien como tú para el papel de Patch en caso de que hagan la película.

¿Patch? Creo que no ha dejado los delirios.

La ayudo a caminar hasta mi camioneta blanca, y la mira con reverencia por unos minutos antes de recostarse contra la puerta.

—Necesito tu dirección, y saber cuál es tu nombre.

Ella bosteza.

—Me llamo... —se detiene y mira hacia el cielo, pensativa.

—¿No recuerdas tu nombre? Tal vez sería mejor que te examinaran la cabeza...

—No es eso —murmura tomándome del brazo— sólo trato de pensar en cuál de mis nombres decirte. ¿El real o el de mentira?

—Creo que sería mejor que me dijeras el real.

Ni siquiera le pregunto por qué alguien tendría un nombre de mentira.

—Ups, perdón —se ríe tontamente y luego sus ojos se despegan del cielo estrellado para observar el interior de mi camioneta.

La tomo de la cintura y la meto dentro del coche. Ella protesta mientras dejo mis manos unos segundos de más para evitar que se caiga.

—Tsss, oye manos largas —sus palabras salen arrastradas—, no soy esa clase de chica. No me toques a menos que vayas a comprar la mercancía. ¿Acaso no has oído a Beyonce? Si te gusta, entonces pon un anillo en él.

Me enseña su dedo medio, pero cuando observa qué dedo me está mostrando, lo cambia rápidamente hacia el siguiente.

Después de luchar con ella y repetirle más de unas diez veces que no la toqué con "sucios" propósitos, finalmente me pongo en marcha y me dirijo hacia donde la encontré inicialmente.

—¿Reconoces este lugar? —le pregunto una vez que estamos cerca de donde casi la atropello.

Ella mira hacia todos lados y niega rápidamente con la cabeza.

—Nop. Pero me gusta la música que tienes. ¿Quién canta? —mira con fascinación hacia la vieja radio de mi vehículo.

Ni siquiera le respondo. Estoy angustiado. No sé qué hacer con ella.

¿Dónde vivirá? ¿Quién es?

—Todavía no me has dicho cuál es tu nombre —le recuerdo. Conduzco unas calles más arriba, tratando de pasar frente a la casa de Mía, pero sé que aparecerme con una chica desconocida no va a mejorar mi situación.

—Creo que es algo así como Condesa. No me acuerdo.

Suspiro fuertemente.

—Sabía que ese doctor tenía que revisarte la cabeza. Tal vez tengas un trauma o una de esas cosas.

Ella se pone a jugar con mi radio, tratando de pasar por las estaciones y finalmente se detiene en una donde suena una canción de Taylor Swift. 

La chica sin nombre se pone a cantar junto a Taylor, y lo hace en un tono exageradamente desafinado. Mueve sus dedos sobre la consola de mi auto para seguir el ritmo de la música mientras canta el coro.

Trato de cubrir mis oídos.

—¡Heeeey! ¡Deja de mirarme así! —me grita cuando la canción acaba—. Yo sé que no tengo buena voz, pero me gusta cantar. Es relajante.

—No estoy juzgando. Y por última vez, necesito que me digas dónde vives o al menos cuál es tu nombre.

—Bueeeno, en los foros me conocen como Andy Cipriano de Ivas... Invasss —traga e intenta de nuevo—: Andy Cipriano de Ivashkov, Srita. Cipriano para ti.

Wow, ni siquiera puedo pronunciar muy bien Andy, no digamos todo lo demás que dijo. 

—¿Entonces te llamas Andy?

—Nop.

—Mmmm, ¿Andy es un diminutivo de algo?

—Sip. —Ella pronuncia la p con demasiada fuerza, soltando un poco de saliva en el proceso—. De Andrea, siempre me he querido llamar así. ¿Sabías que soy la presidenta del club de fans de Justin Bieber?

Me rio disimuladamente.

—Ay, no. Perdón. Soy la presidenta del club de fans de... ¿cómo se llamaba este chico? —ella chasquea los dedos y suelta un chillido cuando parece recordar— ¡Patch Cipriano!

—No tengo idea de quién es Patch.

Frunzo el ceño y me concentro en el camino de vuelta a mi casa. La chica está demasiado drogada como para recordar siquiera dónde vive. Planeo dejarla en una de las habitaciones de huéspedes, y luego ir a buscar a Mía. Todavía no puedo creer las cosas que me dijo.

Mierda.

—¡¿No sabes quién es Patch?! —grita, indignada— ¡Santos caracoles, Batman! Patch es mi novio. No puede sentir nada, así que cuando Nora le pasa la mano por sitios prohibidos, él no puede sentirlo.

—¿Y quién es Nora?

—Pffft, es la perra que me lo robó. Pero le pondré arsénico en su comida para que él sea todo mío.

—Estoy confundido. 

—Tu no sabes nada. Deberías leer un poco, tienes cara de cagabundo.

—¿De qué?

—Ay, perdón. Es que siento la lengua dormida... Pffft, dije "siento". Se supone que si está dormida no puedo "sentirla". ¡Oyeee, soy como Patch ahora! ¡No puedo sentir con la lengua!

Entonces la chica hace algo extraño: comienza a lamer su mano.

Sonríe triunfalmente cuando termina.

—¡No pude sentir eso! ¡Suuupeeer!

Pero logra superar sus rarezas cuando hace otra cosa todavía más extraña: se inclina sobre su asiento y me lame la mejilla.

—¡Tampoco eso! ¿Quieres que lama otras partes para probarlo?

No sé cómo pero me salgo un poco del carril en el que manejo y, con la misma velocidad, vuelvo a retomar el camino. Mi rostro está rojo y mis orejas se sienten calientes.

No me puedo imaginar lo que esta chica hace para vivir.

—Regresa a tu asiento —la regaño cuando noto que quiere lamer mi clavícula. Ella protesta pero vuelve a su lugar—. Te estoy llevando a mi casa, pasarás allí la noche.

—¿Podré lamer otras cosas ahí? Solo quiero probar mi nuevo super poder.

—Definitivamente te daré algo que lamer.

Comentarios

  1. Lia!! Porfis porfis sigue la historia!!
    En serio Rita es lo máximo y me encanta que el no cae redondito por ella!! que es algo que va a llevar su tiempo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje esta historia es algo diferente, pero no por eso menos importante!
      Gracias Iveth por seguir comentando! Como dije en LdC, me estoy turnando entre él y Adam para ir de capítulo en capítulo.
      :P
      Un besote!

      Eliminar
  2. Lía no he parado de reír por los comentarios de Rita es muy divertida, me encanto su personaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja XD Me alegro que te gustara! :D
      Rita es... especial.

      Eliminar
  3. jajajajajajaaja si anna la viera se mortificaría xD jajajaja quiere lamer xD *al pensados en 3,2,1*

    ResponderEliminar
  4. -Quién es Nora??
    -La perra que me lo robó....
    Jajajaja morí de risa cuando leí esa parte sin duda eres genial!

    ResponderEliminar
  5. Dioooos creo que nunca me había reído tanto como ahora. Concuerdo con rita, Patch Cipriano también me encanta

    ResponderEliminar
  6. ajajajajaja dios que me rei con este capitulo Rita me mata de la risa xDDD

    ResponderEliminar
  7. Hola Otra vez.
    JAJAJJAJA con decirte que aquí son las 4:00am
    y me tuve que tapar la boca para no reírme como lo desee. Eso de Patch y toda la cosa daskljdslkjds me mato en serio. La apoyo con lo de Nora. ¡PERRA!
    No puedo con esto de las pocas historias donde la protagonista me cae bien .___.
    Debo confesar que para mi próxima visita al dentista tratare de
    lamer mi mano digo para apoyar y hacer experimentos como ella.

    Ahora cuando me anestesien pensare en Jev. Okay no, que más te puedo decir me encanto y me divertí bastante seguiré leyendo(:
    Espero estés bien.

    ResponderEliminar
  8. Ajajajajajajajja estoy leyendo y me encanto este capitulo ajajajaja XD ese súper poder ajajajaj yo quiero lamer lamer también para ver si lo tengo

    ResponderEliminar
  9. <3 Patch <3 adoro HUSH HUSH supongo que tu tambien :) que intensa!!!!! hahahaha me dio un ataque de risa cuando le dice que se ve que no lee y que tiene cara de cagabundo!!!!
    y que le quiere que lama o.O

    ResponderEliminar
  10. Jajajajaja no puedo dejar de reir.... me mataste con este capitulo!!!

    ResponderEliminar
  11. JODEEEER(perdón)tu stalker ataca es que me pasa...bueno,cuando te enamoras de una relación de dos personajes secundarios.Amo Rita y Key,amo cuando las personas no caen enamoradas porque si,eso lleva tiempo.Me encanta,escritora favorita de novelas románticas juveniles :3

    ResponderEliminar
  12. no se que amo mas, cuando Anna mensiona a Grey o Rita a Patch :c .... PAATCH!!! :D :D me tenes obsesionada, me estoy enamorando :) besos<3

    ResponderEliminar
  13. dios me puse a reir tan fuerte que mi mama vino para ver si estaba bien XDDDDDDDDD fdsahjfhfjksdhfj rita es tan especial *-*
    atte:suriel e.e

    ResponderEliminar
  14. me encanta esta historia también, morí con las ocurrencias de rita espero ver mas de eso, a mi también me encanta patch jejeje

    ResponderEliminar
  15. wow!! conoces a patch cipriano el y adam son mis personajes favoritoo ah.......... y incluyendo a augusto waters el es "bajo la misma estrella" wow!! no puedo creer q tu hayas leiido a hush hush eres increible y me encanta cm escribes por cierto soy sildaury :D

    ResponderEliminar
  16. Gracias por tener en cuenta a Patchsito papasito !! jajajaja

    ResponderEliminar
  17. Hahaha es divertido ver a Rita delirando...lo supe en cuanto habló de Patch xD
    Está genial Lia, me encanta como cada cosa que escribes ^^

    ResponderEliminar
  18. Mujer enserio que me estoy muriendo de risa mientras leo a Key y Rita jajaa y me encanta que menciones a Patch... mi otro amor literario ooh dios soy tu fan estoy muy segura de que llegaras muy pero muy lejos esto es buenisimo y ni hablar de PEAW o POAW enserio eres grande! Gracias por hacerme reir

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. HAHAHAHAHAXD<3
    Ame lo de Patch<3
    Esa Rita...<3

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Rita es genial jajajaja es súper chistosa, reglada y alegre, amo esta historia también, key es super lindo :3, LIA reitero que tienes un sorprendente talento para escribir.
    Oh y la parte de Patch me sorprendí y cuando Rita lame a Key y cree que tiene un súper poder jajajajaja casi lloro de la risa, te felicito por como escribes y me alegro de que lo hagas porque tus historias me alegran y mejoran el día :D

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. jajajjaja esta Rita jajjaa noooo ...xd yo sigo por oto cap :)

    ResponderEliminar
  26. Genial!!! acabo de empezar a leer está historia y me encanta y más porque me llamo Andrea ;) jajajaj por cierto también amo a Adam :D

    ResponderEliminar
  27. JAJAJAJAJAJAJA acabo de empezar a leer y no quiero parar :D Esta chica es igual de rara que Adam :3 Felicitaciones

    ResponderEliminar
  28. dios rita!!

    que .. que quieres lamerle a key. jajajajja esta loquita.. o como dice key super drogada.

    ResponderEliminar
  29. ¿Alguien me podria pasar el link del primer capitulo?

    ResponderEliminar
  30. Hola Lia :)
    Me encanto esta pareja, la verdad es muy emocionantes. Te felicito por tener este hermoso talento, me haces sentir las emociones, las tristezas y el amor de esta pareja ante todo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por sus valiosos comentarios :)

Entradas populares