—Iré —les dije.
Patti se giró hacia Kaidan entonces con la ferocidad de una madre.
—Sé que tan solo soy una mujer humana, pero que Dios me ayude si algo le pasa mientras está contigo…
—Le aseguro que estará en buenas manos.
—Mm-hm, esa es la parte que me preocupa. —Señaló hacia sus manos—. Manos alejadas, señor.
Los ojos de él se agrandaron, y también lo hicieron los míos.
—¡Patti! —dije.
Se cruzó de brazos, feroz y seria. Ambos retrocedimos una fracción.
—Tráela de vuelta a mí, a salvo, ¡con su virtud intacta!
Cerré los ojos. Alguien que me mate.


Sweet Evil - Wendy Higgins

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por sus valiosos comentarios :)

Entradas populares de este blog

Prohibido Obsesionarse con Adam Walker - Sinopsis

POAW - Prólogo

POAW - Capítulo 1